24/10/14

When in Rome: Where to stay

¡Hola!

Hoy vamos con una entrada que debería haber sido la primera de la serie When in Rome: dónde alojarse, porque a no ser que vayas a hacer un viaje relámpago de un día, necesitas algún sitio en el que quedarte.

No vamos a andarnos con rodeos. Roma es una ciudad dominada por los turistas, lo que quiere decir que es una ciudad CARA. Cara con respecto a los restaurantes/cafeterías (de las que hablaremos en otra entrada) y CARA con respecto a los alojamientos. Siempre podéis tirar la casa por la ventana y pagar 2000 euros por 3 noches en plena via Nazionale, pero si vuestro presupuesto es más ajustado, como es nuestro caso, este post os va a interesar.

Para empezar, estancia barata en Roma es igual a Termini. En esta zona de la ciudad encontraréis cientos de hostales y hotelillos baratísimos, pero que dejan mucho que desear, en otras palabras, os la desaconsejamos. En primer lugar, en ella se encuentra la estación de trenes central de Termini, lo que quiere decir que sí, habrá mucho movimiento a lo largo de todo el día, incluso la noche, pero el ambiente no es de lo más bello, por así decirlo (bares cutres, personas sospechosas, vamos el ambiente que hay siempre al lado de las estaciones de tren). Seguid nuestro consejo y olvidaos de Termini.

Por otro lado, tampoco os aconsejamos que os vayáis a hoteles que se encuentran en las afueras. Tienen la ventaja de que en ellos se respira paz y tranquilidad, pero tardaréis una eternidad en llegar al centro si no se encuentran cerca de una línea de metro (en Roma no es que haya precisamente muchas).

Nuestra elección: Roma Scout Center. Es un albergue que se encuentra en el barrio Piazza Bologna, a tres paradas de metro de Termini (línea azul), a cinco del Coliseo. El albergue está prácticamente nuevo y es muy limpio. Reservamos cama en una habitación de cuatro mujeres y el baño se compartía con las mujeres de toda la planta. También cuentan con habitaciones privadas, pero tendréis que reservar con muchos meses de antelación, porque siempre están ocupadas. Tiene una cafetería que te saca de un apuro. Los desayunos no son nada del otro mundo (cornetto cappuccino y poco más), pero las cenas sí que nos gustaron, son una opción buena y barata después de un largo día dándole a la pata. El barrio no está nada mal (de hecho fue donde vivimos los pocos meses que disfrutamos de Roma <3), cerca del centro (pero sin ese bullicio de turistas que te hacen andar calle abajo como si te arrastrara una marea), tranquilo, en el que viven familias y estudiantes, con muchos bares y restaurantes en los que parar a repostar, y sobre todo barato. La estancia nos costó unos 110 euros (estuvimos 4 noches). 

Os dejamos unas fotos de nuestra cosecha para que lo veáis con vuestros propios ojos (perdonad la calidad).





A presto!

No hay comentarios :

Publicar un comentario